VIDEO DEL MES: DEAD MAN´S BONES - "My body ´s a zombie for you"

lunes, 22 de octubre de 2007

The Wedding Present

El viernes, 18 de noviembre de 1988 THE WEDDING PRESENT tocaron en Valencia en el Arena Auditórium. La entrada anticipada costaba 700 pesetas y se adquiría en sitios como el “Babia Bar”, “Rayablanca” o las tiendas “Zic-Zac”. Jorge Albi tenía “La conjura de las danzas” en Radio Color, el mejor programa musical jamás escuchado, y la frontera entre lo indie y lo comercial era limpia y clara. Nada de esto existe ya, incluso yo fui a aquel concierto con un amigo del que hace años que no sé nada

El día antes habían tocado THE MISSION, y esta ciudad en aquellos tiempos tan aficionada al rollo siniestro había llenado el aforo para asistir a su misa-concierto. Para los WEDDING éramos cuatro gatos. THE MISSION también eran de Leeds y recuerdo que David Gedge salió y nos preguntó con cierta sorna que cuantos habíamos ido a verles, le respondimos con un sonoro “Buuuhhhh”. Acto seguido un suspiro como para coger fuerzas y ZAS, la formación original de los WEDDING en acción. El “George Best” tocado a toda pastilla, las melodías escondidas en el ruido llenándolo todo, las letras sobre chicas que te dejaban o no te hacían caso, el roadie como loco cambiándoles las guitarras cada dos o tres canciones pues rompían las cuerdas debido a la velocidad a la que tocaban. En España el grupo le había pillado despistados a la mayoría de la prensa especializada, unos pocos les pusieron bien y otros pocos decían que no hacían nada que no hubieran hecho los UNDERTONES antes y todo ese bla bla bla que dicen los críticos cuando llegan a cierta edad y quieren demostrarte que ellos vivieron tiempos mejores. Pero yo no había cumplido los 20 y aquello era mi punk, mi revolución, mi quedarme con la boca abierta en un concierto. Ya habría tiempo de recuperar el pasado.

Hacía poco que habían sacado el EP de “Nobody´s twisting your arm” y Albi pinchaba la canción día si, día no en su programa. Por supuesto era mi single favorito del momento, el que me hacía dar botes en mi habitación con aquel puente de guitarras enloquecidas después de la segunda estrofa. Y si, la tocaron, y también cosas del “Tommy”; tocaron mucho, y con ganas, sin importarles el poco público que tenían lo dieron todo. Sigo diciendo que es el mejor concierto que yo haya visto nunca pese a los muchos que he visto después. Al acabar el mismo cogí un cartel de los que anunciaban el evento y, con timidez, me dirigí a que me lo firmaran. Peter Solowka me puso un “Grapper” (su apodo) aprovechando la g final de wedding, y Gedge me estampó un lacónico David. Lo guardo como oro en paño a día de hoy

El viernes, 19 de octubre de 2007 THE WEDDING PRESENT vuelven a Valencia. Celebran el 20 aniversario del “George Best” y van a tocar el disco entero. Cuando oyes a tanto grupo que reniega de su pasado y sólo quiere convencerte de que compres su último disco porque es lo que renta en ese momento no puedo menos que volver a maravillarme por un grupo único. Ya no es la formación original, de hecho ha habido infinitas formaciones desde finales de los ochenta. Pero David Gedge nos ha seguido dando un puñado de discos geniales bajo ese nombre. El concierto es en el Greenspace y volvemos a ser cuatro gatos, de hecho viendo el aspecto de la mayoría igual volvemos a ser los cuatro gatos que ya fuimos en el 88. Una lástima de nuevo que un grupo que ha sabido evolucionar como nadie y dar un montón de buenos discos siga teniendo la misma escasa aceptación 20 años después, me temo que esta ciudad es así. M y yo nos preguntamos si, dado que el tiempo no perdona, podrán volver a tocar a la velocidad de antaño. Chica al bajo, guitarra y batería empiezan a tocar los acordes de “Dalliance” del “Seamonsters”, David sale a escena, con menos pelo pero tanto “savoir fer” como siempre, luego caen “Brassneck” del “Bizarro” y “Yeah, yeah, yeah, yeah, yeah” del “Watusi”, tres que fueron singles, singles perfectos pero que me hacen dudar por un momento si han venido a tocar lo que prometieron. La duda se disipa con las primeras notas de “Everyone thinks he looks daft” y, de repente, como en 1988 THE WEDDING PRESENT están tocando a toda pastilla, al poco David ya ha roto una cuerda y la roadie, que esta vez es una chica que también vende discos en la entrada se apura a cambiar la guitarra. M me mira y me dice si aguantarán así media hora, ¿media hora?, pues si y más aun. El disco va cayendo una tras otra como cuando no existía el orden aleatorio y si la cara A y la cara B del vinilo. No falta nada: “My favourite dress”, “Shatner”…todas! y en “Anyone can make a mistake” vuelvo a sentir un relámpago en mi columna con ese final speedico a más no poder. Acaba el “George Best” pero aun nos regalan “Blue eyes” y “Kennedy”, pedimos algún bis pero hay que reconocer que no con demasiada fuerza, somos pocos y eso no ayuda y además hemos tenido más de lo esperado, mucho más. Ha sido como volver atrás sin hacerlo, como sentir la energía de antaño con alimentos de hoy, me doy cuenta que las canciones eran tan buenas que pueden ser tocadas en cualquier momento sin perder frescura, y que cuando siendo un adolescente con todas las dudas que eso implica en tantas cosas, decidí con toda seguridad que este grupo era la hostia no me equivoqué en absoluto. Así que sonrío y me subo a mi nube.





Como colofón compro el doble cd que han sacado con conciertos del 87, algún día dejarán de tocar y hay que tener un registro de lo que hacían me digo a mi mismo. Y con la ayuda del Cárabo que se camela a la de los discos consigo que, tras unos eternos segundos de nervios desprecintando un cd en su presencia, David Gedge me lo firme. Y con una satisfacción enorme observo que la firma es idéntica a la que tengo en mi viejo póster del 88. No podía haber mejor final

3 comentarios:

Cárabo dijo...

Cacho crónica, sí, señor. Me has emocionao y to. :´-) ...y eso que yo de los Wedding no conozco casi na y, en cambio, sí era uno de "los enterradores" que les molaba los Mission :-DDDD
Ah!, y de interminable, nada. 48 segundos, décima arriba, décima abajo. X´-DDDDDD

M dijo...

Si señor, hay que reconocer que la crónica es excelente, y que no sale de los dedos, precisamente.

Deberíamos añadir la cara de adolescente tímido y nervioso que se le puso mientra desprecintaba el cd (y lo digo con toda la buena intención y la admiración del mundo).

Reflexión: hay quien hace 20 años estuvo viendo a los Mission y ahora va a ver a los Wedding Present.....

Por cierto, el grupo perfecto para.......y hasta aquí puedo leer

Litio dijo...

Dejen de adularme que me enrojezco con facilidad

Y mira por donde yo leería con gusto una crónica de ese concierto de The Mission de hace 20 años. Sobre como vivíais aquello en vuestra tierna adolescencia

Tampoco me importaría un relato que nos explicara lo de su última frase pero me da que esto va a ser más difícil :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...